Modelo Educativo: El Árbol Ágil

El suelo desde donde crecemos es la confianza: en las y los aprendices, en cada uno de nosotros, en ti. Las cuatro afirmaciones―raíces―que nos conectan a este suelo son las siguientes: